Este artículo es de Alliott Global Alliance

El fraude o delito internacional se está volviendo cada vez más sofisticado. El abogado Anthony Thomas Marrin del Estudio Jurídico H.Y.Leung & Co. con sede en Hong Kong nos explica las tendencias más comunes tales como “el fraude al CEO”, “el fraude del proveedor”, “el fraude del Boiler House” y  el “robo de identidad”. También nos explica cómo actuar ante un caso de estafa y la forma en que su Estudio Jurídico puede ayudarlo en Hong Kong o en cualquier otra parte del mundo con la colaboración de los miembros de AGA (Alliot Global Alliance).

Desde sus inicios en 2017, el Centro de Coordinación Anti-Fraude de la Policía de Hong Kong (“HKP”) interceptó de manera exitosa más de USD 813 millones, dinero robado a víctimas de delitos informáticos y telefónicos. Desafortunadamente Hong Kong se ha convertido en un destino popular para el lavado de dinero por parte de los estafadores. Los ingresos en concepto de fraudes y estafas son, por lo general, transferidos a Hong Kong, para ser girados posteriormente a otras cuentas bancarias locales o de otras jurisdicciones, con el objeto de obstaculizar el rastreo y la recuperación de los fondos, total o parcialmente. Este artículo nos brinda un breve panorama sobre   cómo aumentar las probabilidades de recuperar fondos que han sido objeto de ciberdelitos.

Tendencias comunes en fraude informático internacional

Mientras que aún quedan algunos ejemplos  de los correos electrónicos con la estafa del “Principe Nigeriano” en la carpeta del correo spam, el fraude internacional se ha vuelto más sofisticado. A continuación brindamos un breve detalle de las tendencias más comunes:

Fraude al “CEO”: el estafador hackea el mail del CEO (o de algún/a otro/a funcionario/a con autoridad) y estudia sus hábitos (como por ejemplo, el modo de comunicarse con los demás; identifica empleados/as vulnerables, detecta patrones y hábitos de viajes). Luego el estafador roba la identidad de la víctima y en forma fraudulenta le da instrucciones al/a la  empleado/a blanco de la estafa para que realice pagos en nombre de la empresa a Hong Kong, a menudo bajo la forma de “un asunto secreto que no puede revelarse” sumado a amenazas de despido si las instrucciones no son cumplidas en forma inmediata.
Fraude del proveedor: el estafador hackea el mail de un comprador o de un proveedor, roba la identidad del proveedor e instruye a la víctima para que cancele una deuda genuina pagando a una cuenta determinada en Hong Kong en vez de hacerlo a la cuenta habitual o a la cuenta mencionada en la factura.

Fraude del “Boiler House”: el estafador establece una empresa de inversiones ficticia y le presenta a la víctima oportunidades de inversión “con altos rendimientos asegurados”. Luego de recibir el capital inicial de la víctima, la compañía invierte y obtiene jugosas ganancias (sólo en papeles). Sin embargo, cuando la víctima solicita retirarse, por lo general es inducida a “invertir” más, a pagar cargos extras por servicios para asegurar la liberación de los fondos, o se le informa que la inversión corre el riesgo de perderse a menos que se hagan pagos adicionales. En resumen, el estafador pone excusas para detener a la víctima y la induce a seguir haciendo pagos. Cuando la víctima agota sus recursos materiales (o la paciencia) el estafador desaparece. 

Robo de identidad de autoridades Gubernamentales: el estafador roba la identidad de funcionarios del Gobierno y amenaza a la víctima con enviarla a prisión alegando deudas fiscales o involucrando a la víctima en actividades ilícitas. Es común que el estafador conozca datos personales de la víctima obtenidos mediante el hackeo del correo electrónico o de sus redes sociales.

Si usted fue víctima de fraude o estafa o delito informático, puede actuar de la siguiente manera:

Informar a su banco: debe instruir a su banco para que cancele el pago ya que la transferencia podría estar aún en proceso dentro del sistema bancario. Hasta tanto los fondos no se hubieren acreditado en la cuenta de destino, hay probabilidades de cancelar el pago. Sin embargo, una vez acreditados los fondos en dicha cuenta, el banco sólo podrá liberar los fondos mediando una Orden Judicial. 


Hacer la denuncia ante la Policía de Hong Kong: debe denunciar el hecho ante el Centro de Denuncias de Delitos Informáticos de la Policía de Hong Kong. La Policía puede redactar una Carta de No Consentimiento, la cual puede servir como un instrumento de facto provisorio para congelar los fondos en la cuenta de destino y evitar que el dinero robado se disipe. El propósito de esta Carta de No Consentimiento es meramente congelar los fondos obtenidos de forma 
ilícita para su confiscación y ser puestos a disposición del Gobierno de Hong Kong. La Policía no tiene el derecho legal ni la obligación de devolver el dinero robado a las víctimas.

Consultar con un abogado: el banco y la Policía pueden carecer de la reacción necesaria para actuar de forma inmediata y, aún si la Policía emitiera  la Carta de No Consentimiento, usted deberá recuperar su dinero en instancias judiciales posteriores:

  1. La víctima puede instruir a sus abogados en Hong Kong para que soliciten una orden judicial para congelar los fondos y divulgar la identidad de los titulares de la cuenta de destino. Esta orden judicial le ordena al banco detener retiros de dicha cuenta. Al mismo tiempo, la orden para revelar la identidad de los titulares de la cuenta le garantiza a la víctima el derecho de inspeccionar los extractos bancarios y poder rastrear el/los destino(s) de los fondos robados si hubieren sido transferidos a otros destinatarios posteriores (en Hong Kong o en otro lugar). Luego la víctima podrá instruir a sus abogados para que continúen rastreando los fondos y así poder recuperar el dinero en poder de dichos destinatarios en segundo grado, y así sucesivamente.
  2. Una vez congelados los fondos (ya sea a través de la Policía o en instancias judiciales) la víctima debe hacer gestiones para recuperarlo mediante una acción en el ámbito en lo civil contra el titular de la cuenta.

 

Cómo H.Y.Leung & Co. puede ayudarlo en Hong Kong e internacionalmente:

Investigación de antecedentes: a menudo los  titulares de las cuentas de destino son compañías inscriptas en Hong Kong y, en ciertos casos, individuos de Hong Kong o de Mainland China. Nuestro Estudio puede  asistirlo mediante búsquedas de registros corporativos e investigaciones para poder identificar a los beneficiarios de las cuentas.

Informar/denunciar/conectar con bancos y organismos de seguridad: estamos en condiciones de asistir a las víctimas internacionales mediante la denuncia del delito y derivando nuestras investigaciones al banco de destino y a la Policía de Hong Kong, conectándonos con ellos para proporcionarles información y documentación respaldatoria, finalizando con el retiro de los fondos una vez recuperados.

Experiencia: contamos con amplia experiencia en el ámbito judicial mediante presentaciones urgentes ante el  Tribunal Superior  o ante Tribunales de Distrito de Hong Kong solicitando el bloqueo de fondos o la emisión de una orden de divulgación de identidad  y colaboramos con las víctimas proporcionándoles asistencia en todas las instancias para la recuperación de los fondos.

Global Alliance: si los fondos robados hubieran sido transferidos desde Hong Kong a otra jurisdicción, nuestro Estudio puede solicitar la inmediata colaboración de otros miembros de Alliot Global Alliance con sede en 80 países para continuar con el rastreo y el proceso de recuperación en otras jurisdicciones en todo el mundo.

Para  más información contactar al Dr. Anthony Marrin, Abogado Consultor del Estudio Jurídico H.Y.Leung & Co. LLP en Hong Kong.


You can access to the English version of this article here